Mitos Emily en Paris

Los mitos de Emily en Paris

Aunque el cine es un excelente recurso de divulgación, también puede distorsionar en gran medida nuestra realidad. Descubre los mitos que Emily en Paris ha construido.

Emily en París es una serie de Netflix que se ha popularizado por tratarse de una comedia dramática que gira en torno a una estadounidense que emprende la aventura de mudarse a Francia. Esto, luego de que le ofrecieran la oportunidad de trabajar en una agencia de Marketing francesa de gran renombre.

Lo más curioso y que llena de aventura a esta dramática serie, es que la joven emprende esta travesía sin saber nada de la cultura ni el idioma francés. Por lo que atraviesa cientos de escenarios vergonzosos y dificultades por su falta de preparación previa al viaje.

Lo cierto es que si Emily Cooper se hubiera preparado con un buen curso de francés, seguro la serie no sería tan cómica. Pues no hay nada más gracioso que la escena donde descubre que ha estado utilizando champú para perros por no comprender las instrucciones del envase.

Pero aunque la serie es un 10/10 en historia, romance y comedia, también es cierto que ha dejado en su público una serie de mitos.

El choque cultural de Emily en Paris

Paris Emily

Aunque la serie demuestra un poco lo que es el choque cultural de los americanos y los franceses, lo cierto es que todo se torna a su favor con el tiempo.

Ser extranjero en París no es nada fácil y más para aquellos que pretenden imponer sus costumbres. Tal y como se refleja en la serie cuando mandaron a Emily a “americanizar la compañía de Marketing”.

Por lo que el primer mito a evidenciar es que nadie que vaya con la intención de cambiar la cultura francesa, va a tener una bonita experiencia y menos satisfactoria.

Los franceses son apasionados por su cultura, sus tradiciones y sus formas de hacer las cosas, por lo que esperan que los visitantes la respeten y se adapten a ella. Por eso, esto es un mito de Emily en Paris!

El choque lingüístico

choque Emily

En Francia, aunque muchos nativos saben hablar inglés, estos prefieren que se les hable en su idioma natal. Y no se puede ignorar que existe una parte de la población que no sabe nada de inglés, y que no pueden recibir a una “Emily” con tanta facilidad como sucede en la serie.

Si no se conoce el francés muchas cosas pueden complicarse, entrar al mundo laboral es uno de esos grandes problemas. En la serie es evidente que Emily pudo conseguir un puesto tan prestigioso porque fue encomendada desde EE. UU., para trabajar allí. Pero en la realidad esto sería imposible sin un buen conocimiento del idioma.

El choque lingüístico es quizás el más importante de todos los mitos de Emily en París. Pues si no se conoce el idioma, no hay oportunidades de empleos prestigiosos, no hay grupos de amigos y no podrás llevar la vida cotidiana con normalidad.

También necesitas conocimientos en la moneda europea, los productos franceses, direcciones y demás datos que son imprescindibles en la rutina diaria. No afirmamos que sea imposible vivir en París si no se domina el idioma, pero sin duda no es tan sencillo como se plantea en la serie.

De allí, que si te ha gustado la ciudad del amor, lo mejor que puedes hacer para vivir una experiencia maravillosa, es realizar tu curso de francés previo al viaje. Con esto podrás comprender lo básico para vivir en este territorio, además de un poco de modismos y del humor francés.

Choque conductual

emily-paris

En la serie se muestran muchos estereotipos de cómo es el francés: odioso y antipático. Y lo cierto es que es una generalización muy común, pero poco justa con la población francesa.

Lo cierto es que, aunque se puedan mostrar muy serios si no sigues las reglas de cortesía y la cultura francesa, en círculos cercanos son muy sociables.

Podrás encontrar personas muy amables y algunas muy odiosas en Francia, China, EE. UU., Egipto y en cualquier otro país. Esto no depende del territorio, sino de las diversas personalidades que tiene la población humana a nivel global.

El segundo punto, es que en París no se respira MODA como lo muestran en la serie. Ya que, aunque las personas suelen vestirse elegantes, siempre mantienen colores poco llamativos.

Los colores parisinos predominantes son el negro, gris, azul marino y el blanco. El estilo francés puede definirse como discreto y sobrio, pero siempre elegante y natural, casi como un uniforme.

Choque territorial

mitos emily olivier

Otro mito muy evidente es la romantización absoluta de la ciudad, aunque sería injusto atribuirle toda la culpa a la serie. Hollywood siempre ha mantenido muy idealizada a la ciudad del amor, creando expectativas un poco irreales de lo que vas a conseguir al visitarla.

En pocas palabras, existen dos lados de París. Uno lo suficientemente idealizado y otro bastante real y crudo; pero ambos forman parte de un balance de la vida cotidiana. En París no todo es color de rosas, pero no hay duda de que la experiencia es maravillosa, dulce y grata.

En la serie se muestra un Paris tranquilo y espacioso, pero lo cierto es que la ciudad más visitada a nivel mundial lógicamente cuenta con una concurrencia amplia y con todo lo que esto acarrea.

Otro mito en la serie es que cuando Emily se muda a Paris, le explican que ahora vivirá en un “chambre de bonne”. Un término utilizado para describir pequeños cuartos de servicio, pero su lugar de residencia no encaja con esta descripción. Y todo extranjero o nativo que haya vivido en un chambre de bonne podrá confirmarlo y sentirse, quizás, un poco ofendido.

No existe duda de que la serie es una comedia maravillosa, por lo que es una increíble recomendación si deseas pasar un rato agradable. Y si te ha gustado la aventura al estilo Emily Cooper, te recomendamos que te asesores y hagas un curso de francés antes de viajar, para no caer en los errores y los mitos de Emily en Paris.

Otros cursos que te podrían interesar, sobre: La ropa en francéslos animales en francéspronombres en francés. También, te dejo mis clases de francés “Cómo preguntar en francés” para que sigas practicando conmigo!

Au revoir, 

Los lectores de este artículo también leyeron:

Comparte este artículo:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

3 comentarios

  1. Hollywood siempre encasilla cada país. A colombia siempre la mostró atrasada y primitiva, con la gente montando en burro y hablando con acento mexicano jajaja

  2. Olivier, J’adore Bordeaux, je veux venir la.

Déjame tu comentario

¡INSCRIPCIONES ABIERTAS!

MÉTODO FRANCÉS CON OLIVIER

Habla francés en menos de 4 meses con un método único, divertido y fácil.

A tu proprio ritmo, tendrás acceso de por vida.